domingo. 05.02.2023
EL ÓRGANO AMBIENTAL CUESTIONA POR OTRO LADO LA PROPIA DECARACIÓN DE INTERÉS INSULAR

La Reserva de la Biosfera desmiente "haberse pronunciado sobre Dreamland, y menos que lo avale"

Los empresarios de CONFUER aseguraron que la Reserva de la Biosfera Fuerteventura "deja claro la idoneidad del suelo" en base a un informe difundido entre los medios. Esto ha sido desmentido por el autor de ese informe, entonces director de la Reserva de la Biosfera, asegurando que se trata de un documento técnico y descriptivo, elaborado fuera del procedimiento de declaración de interés insular, y que en ningún momento avala el proyecto

Parque Natural de las Dunas de Corralejo, en una imagen de la Reserva de la Biosfera.
Parque Natural de las Dunas de Corralejo, en una imagen de la Reserva de la Biosfera.

La Reserva de la Biosfera de Fuerteventura no puede apoyar el proyecto de Dreamland Studios SA ni su ubicación, pues en ningún momento se ha pronunciado el órgano habilitado para ello, el Consejo Rector del ente ambiental.

En un comunicado remitido a los medios de comunicación este jueves, 24 de noviembre, la Confederación de Empresarios de Fuerteventura, CONFUER, trasladaba que la Reserva de la Biosfera de Fuerteventura "deja claro la idoneidad del suelo para esta iniciativa, junto a una autovía que ya ha antropizado la zona". En la carta firmada por Eduardo Hernández Navarro, presidente de CONFUER, se afirmaba que la Reserva de la Biosfera, el "organismo garante de la lucha por nuestro territorio, ha hablado", y que en este sentido, "todas las demás mentiras dejan de tener sentido".

Esta información se basaba en un informe contenido en el expediente para la declaración de interés insular de Dreamland, y que los promotores difundieron entre los medios de comunicación. Sin embargo, fuentes de la propia Reserva de la Biosfera confirmaban a CRÓNICAS DE FUERTEVENTURA que ese informe, en primer lugar, se produjo al margen del procedimiento, y en segundo lugar, ni mostraba su apoyo ni su oposición, pues el contenido del mismo "era meramente técnico y descriptivo".

El autor de ese informe, director en ese momento de la Reserva de la Biosfera, trasladó literalmente a este medio lo siguiente:

<<El autor del informe técnico de la Reserva de la Biosfera desmiente haberse pronunciado sobre el proyecto Dreamland, y menos que lo avale, puesto que esto corresponde al Consejo Rector de la misma. El informe al que se hace alusión, es meramente técnico, a instancia del Ministerio, para describir la situación en que se encuentra el procedimiento administrativo, y si se encuentra ubicado en zona núcleo de la Reserva de la Biosfera>>.

Cabecera del Informe de la Reserva de la Biosfera sobre Dreamland.
Cabecera del Informe de la Reserva de la Biosfera sobre Dreamland.

Este informe es, además, extemporáneo al procedimiento, pues está fechado a 25 de febrero de 2021, es decir, un mes después de que se debatiera por primera vez en el pleno del Cabildo la declaración de interés insular de Dreamland, el 29 de enero de ese año, y también antes de que se reactivara el proceso, el 1 de febrero de 2022, momento en que el presidente del Cabildo, Sergio Lloret, solicitó al Órgano Ambiental insular una valoración sobre el estudio de impacto ambiental de Dreamland.

No en apoyo al proyecto, sino en respuesta a una queja ciudadana

El mismo informe de la Reserva de la Biosfera detalla cómo este se produce en respuesta al oficio del Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, el Organismo Autónomo de Parques Nacionales, y la Secretaria Mab España, fechado el 10 de febrero de 2021, solicitando al Cabildo información sobre el proyecto Dreamland, a raíz del escrito presentado por una particular, y "en relación al desarrollo de un proyecto por la empresa Dreamland Studios S.A. en el entorno del Parque Natural de El Corralejo y en la Reserva de la Biosfera".

Ese escrito, según explicaron fuentes de la propia Reserva de la Biosfera, creó "una alarma en el Ministerio", ante la posibilidad de que el proyecto afectara a la zona núcleo de la Reserva de la Biosfera  y a los espacios protegidos en la zona.

Respuesta técnica de la Reserva de la Biosfera

El informe remitido al Ministerio en respuesta a ese requerimiento, y que firma el entonces director de la Reserva, consta de tres partes principales. Una memoria extraída literalmente de la presentación del proyecto por parte del promotor, un informe jurídico en el que el Cabildo insular describe el procedimiento de declaración de interés insular, acreditando que se cumplen los requisitos y que se aporta la documentación necesaria, y un apartado de la propia Reserva de la Biosfera sobre la situación del suelo en que se ubica el proyecto.

En este último sentido, la Reserva de la Biosfera acredita que la parcela en que se ubica Dreamland, aunque está muy cerca de un espacio protegido, se ubica en suelo rústico: "no se encuentra en Red Natura 2000 (ZEPA o ZEC), ni en la Red Canaria de Espacios Naturales".

Y según la Zonificación aprobada para el territorio majorero, el informe destaca también que el proyecto no se desarrollaría en Zona Núcleo de la Reserva de la Biosfera, sino en Zona Tampón, el cual califica "de valor natural intermedio, envolviendo a la zona núcleo o junto a ella".

Extracto del informe de la Reserva de la Biosfera sobre la ubicación de Dreamland.
Extracto del informe de la Reserva de la Biosfera sobre la ubicación de Dreamland.

Estas zonas tampón están "diseñadas para amortiguar el impacto de las actividades humanas sobre las zonas núcleo. Es un área donde se fomentarán estrategias de desarrollo sostenible en el ámbito local, social y económico favoreciendo sobre todo el desarrollo de actividades agropecuarias sostenibles y el ecoturismo. También se favorecerán las actividades en los campos científico, educativo y divulgativo, promoviéndose que en ella se puedan realizar actividades experimentales con el fin de mejorar la producción de recursos naturales”.

Pero ese informe de la Reserva de la Biosfera no valora si el proyecto corresponde o no a las actividades descritas, ni tampoco si la actividad Dreamland puede "amortiguar el impacto de las actividades humanas sobre las zonas núcleo", sino que simplemente describe el objeto de esa zona tampón.

Zonificación Norte Reserva de la Biosfera

El Órgano Ambiental cuestiona el interés insular del proyecto

Esa potestad sí está contemplada, por otro lado, y como recoge también el propio informe de la Reserva, "a la evaluación de impacto ambiental conforme a la propia Ley del Suelo", adscrita en este caso al procedimiento del Proyecto de Interés Insular.

En este sentido, como adelantaba Crónicas de Fuerteventura, en respuesta a la solicitud del presidente Lloret, en el mes de mayo de este año el Órgano Ambiental del Cabildo requirió al promotor considerables correcciones el Estudio de Impacto Ambiental presentado inicialmente, al detectar numerosas deficiencias en cuanto a la evaluación de las afecciones a la fauna, la vegetación de la jardinería, las afecciones lumínicas, los impactos visuales, o las alternativas propuestas.  

Algunas de estas afecciones fueron objeto de corrección en el Estudio de Impacto Ambiental Modificado, presentado por el promotor y fechado en septiembre de 2022, el cual concluía que, considerando "los beneficios que su desarrollo aporta desde el punto de vista socioeconómico y ambiental, teniendo en cuenta las características del territorio en el que se implanta, después de haber estudiado exhaustivamente las acciones que podrían afectar a los factores ambientales, habiendo dispuesto medidas correctoras y protectoras para cada uno de los impactos detectados, se valora para el conjunto de este Proyecto que el impacto ambiental previsto resulta COMPATIBLE".

No obstante, el propio Órgano Ambiental dudada del mismo interés insular del proyecto, cuando por pronunciamiento unánime de todos los técnicos que lo integran, dictaminaron que "se cuestiona el interés insular del proyecto desde el punto de vista de los beneficios que reportará a la población y al medio físico considerado, y la idoneidad ambiental de la ubicación propuesta, teniendo en cuenta que se trata de un suelo rústico común con valores naturales esenciales y únicos".

"También se ha de considerar la fragmentación del territorio, al establecer una infraestructura de ese tipo alejada de áreas urbanas", destacaba el Órgano Ambiental en el punto primero de su informe.

Por otro lado, los promotores de Dreamlan Studios SA han conseguido recabar el apoyo de importantes asociaciones empresariales de Fuerteventura y de Canarias, con una serie de comunicados públicos que trasladan presión a los consejeros y consejeras que levantarán la mano este lunes, en pleno del Cabildo Insular, para decidir si se declara o no el proyecto como de interés insular, y con ello solventar el primer escollo que tiene el proyecto, su desarrollo sobre suelo rústico, en una parcela donde el planeamiento vigente no lo permite.

La Reserva de la Biosfera desmiente "haberse pronunciado sobre Dreamland, y menos que...
Comentarios