domingo. 05.02.2023
EL DEBATE EN EL CABILDO SE ENTURBIÓ AL INCREPAR EL PÚBLICO A CONSEJEROS DE PODEMOS Y PSOE

Se declara Dreamland de interés insular con el apoyo y la ausencia de Podemos, del PSOE, y el voto de calidad de Lloret

Andrés Briansó fue increpado por el público.
Andrés Briansó fue increpado por el público.

Lo ocurrido en el pleno del Cabildo de Fuerteventura este lunes, para aprobar el interés insular del proyecto presentado por Dreamland Studios SA, es difícil de explicar, más allá de la votación, que sí fue clara. El pleno aprobó esta figura contemplada en la Ley del Suelo, que habilita la tramitación abreviada del proyecto que propone como ubicación preferente una parcela en suelo rústico, donde el planeamiento vigente no lo permite, y muy cerca de espacios protegidos como es el Parque Natural de Corralejo.

La aprobación fue por desempate, con el voto de calidad del presidente, Sergio Lloret, de los consejeros electos bajo su misma plataforma, Sandra Domínguez y Juan Nicolás Cabrera (AMF -NC - Frente Amplio), del Partido Socialista, y de uno de los dos consejeros electos por Podemos, Andrés Briansó.

Pleno dreamland (3)

El debate se enturbió por las continuas llamadas de atención del presidente a los asistentes. Decenas de activistas contrarios al proyecto en numerosas ocasiones se dirigieron a Briansó y a los consejeros del PSOE al grito de "traidores" o "vendidos", entre otras muchas alusiones.

Para propiciar la aprobación del punto, fue clave la ausencia del segundo consejero de Podemos, Pau Quiles, quien según explicó Briansó, no acudió a la sesión por problemas de salud, fruto, dijo, de las presiones recibidas. Fuentes de Podemos informaron también que fue eso lo que ocurrió, pues Quiles sufre problemas de corazón, y pasó la noche en el hospital. Además, anunciaron desde Podemos, se inicia un proceso para la expulsión de Briansó debido a su voto, aunque cabe la posibilidad de que él mismo hubiera dejado el partido hace meses.

Pleno dreamland (1)

Sobre los temas inexplicables, está el cambio de postura del propio Andrés Briansó, quien en la votación anterior de este mismo interés insular, en enero de 2021, había manifestado su oposición frontal al proyecto y a su ubicación. En esta ocasión, lo apoyó. También cambió en cierto modo su postura el presidente Lloret, quien en ese pleno había cuestionado la ubicación y pedía un mayor análisis.

El PSOE mantuvo su posicionamiento desde aquel primer pleno, en que la declaración quedó sobre la mesa. María Jesús de la Cruz, portavoz socialista, defendió que lo único que aprueban es dar trámite al proyecto, coincidiendo en esta ocasión con Sergio Lloret. De la Cruz expuso que el trámite de interés insular cuenta con los informes favorables del Cabildo –en referencia a que se cumplen los requisitos que regulan el artículo 123 que recoge el interés insular y autonómico-, pues "se aporta la documentación, cuentan con informes favorables y ningún reparo de los técnicos". También apeló a un informe de la Reserva de la Biosfera, el cual concluye que la parcela  a urbanizar  "está en suelo rústico, y fuera de espacios protegidos".

Sergio Lloret fue en su discurso en el mismo sentido, dar trámite al proyecto y que se pronuncien la sociedad y los órganos habilitados. Según explicó, todavía queda por delante la publicación del proyecto para recibir alegaciones, los informes técnicos del Cabildo, el pronunciamiento del Órgano Ambiental Insular, y finalmente un nuevo pleno, si antes no se producen modificaciones –lo que conllevaría otro debate-, para su aprobación definitiva una última sesión plenaria. "Es un trámite de aproximadamente un año", dijo Lloret.

El presidente insistió en que todavía existe la posibilidad de modificar el proyecto, "incluso su localización", mencionando que alguna de las cinco alternativas presentadas podrían ser posibles. "El acuerdo que adoptemos hoy, en absoluto vincula que podamos decir no durante el proyecto, con una decisión motivada, obviamente".

Solo PP y CC fueron contrarios a Dreamland y su ubicación  

En cuanto a los posicionamientos en contra, Coalición Canaria y Partido Popular mantuvieron su postura de rechazo a Dreamland, principalmente por su ubicación, pero con matices. Lola García (CC), trasladó que este proyecto "no armoniza con los valores y espacios de esta isla", apelando al informe emitido por SEO Bird Life sobre el proyecto, indicando que la zona donde se pretende ubicar "afecta a 30 especies de aves, tres de ellas endémicas y en peligro de extinción". "Tenemos claro que la protección del paisaje debe prevalecer", pues gracias a ellos, "nuestras gavias, nateros y maretas, vienen los rodajes. No los alteremos", dijo García.    

Jessica de León, ofreció la intervención más brillante del debate, apelando a los principios del Observatorio del Paisaje, o al mismo preámbulo de la Ley del Suelo que contiene la figura de interés insular, "el principio de prudencia". Afeó a los promotores que presenten la mayor parte de sus alternativas en suelo rústico, y la utilización del interés insular "por el interés privado de una empresa".

Ante las advertencias del secretario de la Corporación, sobre la posible responsabilidad patrimonial derivada de no motivar su voto, de León dijo que "no tenemos miedo de las consecuencias por defender nuestra tierra. No presentan alternativas viables, o las que presentan no son adecuadas". "No podemos tener una opinión para este promotor, y otra distinta para el vecino que venga detrás". "Sí al proyecto, pero no a la ubicación".

Se sucedieron numerosas votaciones en el debate, por los necesarios desempates, y porque CC y PP presentaron dos enmiendas, derivadas de que la resolución de la comisión previa al pleno fue de rechazo a la propuesta, y se hacía necesario que el Cabildo se pronunciase, explicó el secretario.

La enmienda del PP consistía en solicitar al promotor de Deamland Studios, en el plazo de un mes, la presentación de una nueva ubicación, para llevar de nuevo la propuesta a pleno con una localización satisfactoria para todos los partidos. La enmienda de CC proponía directamente votar en contra el interés insular, y con ello cerrar definitivamente el trámite del proyecto. Ambas fueron rechazadas por la mayoría del plenario.

A pesar de todo ello, del debate se trasluce un apoyo casi unánime a Dreamland –casi, porque algunas voces cuestionan el apartado de sus instalaciones comerciales y dedicadas a la visita turística-, y a su interés como proyecto en sí mismo, un complejo dedicado al cine, con espacios para formación, platós, instalaciones de producción audiovisual y realidad virtual.   

El cuestionamiento de Dreamland es sencillamente por su ubicación en un espacio aún virgen de urbanizaciones, que hoy el pleno del Cabildo aprobó desarrollar por interés insular, por primera vez en la historia para un proyecto de iniciativa privada. Aunque, como trataba de explicar el presidente Lloret, entre los gritos del público, al proyecto le queda superar aún la batalla social y los preceptivos condicionantes de trámite ambiental.

Lo aprobado por el pleno

Una vez los consejeros y consejeras levantaron la mano, el pleno del Cabildo aprobó lo siguiente:

  • Declarar el interés insular del proyecto DREAMLAND STUDIOS.

 

  • Someter el expediente relativo al proyecto de interés insular “DREAMLAND STUDIOS” al trámite de información pública, a audiencia de las personas propietarias afectadas y a informe o consulta de las Administraciones Públicas afectadas, por el plazo de un mes a contar desde la publicación del acuerdo en el boletín oficial de canarias, anunciándose en al menos dos periódicos de mayor difusión de la isla y en la sede electrónica de la administración, conforme a lo establecido en el artículo 49 del Reglamento de Planeamiento de Canarias.

 

  • Someter a información pública, trámite de consulta a las Administraciones Públicas afectadas y a las personas interesadas, el Proyecto y el Estudio de Impacto Ambiental Ordinario antes señalado; el proyecto de interés insular intitulado “DREAMLAND STUDIOS” durante un plazo no inferior a treinta días hábiles, de acuerdo a lo establecido en el artículo 36 y siguientes de la Ley 21/2013, de 9 de diciembre, de evaluación ambiental.

(*) En este punto, el proyecto y Estudio de Impacto Ambiental se somete a evaluación de impacto ambiental ordinaria en virtud del apartado 1.d) del artículo 7 de la Ley 21/2013. Informadas las alegaciones presentadas al proyecto, el Pleno de la Corporación Insular aprobará el citado proyecto de interés insular, pudiendo establecer las condiciones y las medidas correctoras que estime precisas, cuyo acuerdo será publicado en el BOC para su entrada en vigor.

  • Publicar el presente Acuerdo en el Boletín Oficial de Canarias, en la sede electrónica, en el portal de transparencia del Cabildo Insular de Fuerteventura, y en dos periódicos de mayor difusión de la isla.

(*) Contra el presente acto, por ser de trámite no cualificado, no cabe interponerse recurso, sin perjuicio de la oposición al mismo para su consideración en la resolución definitiva del procedimiento, conforme a lo dispuesto por el artículo 112.1 de la Ley 39/2015, de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas.

Se declara Dreamland de interés insular con el apoyo y la ausencia de Podemos, del...
Comentarios